¿Es bueno dormir con sujetador?

“¿Es bueno utilizar sujetador para dormir?” es la pregunta que se hacen muchas mujeres. Durante mucho tiempo, estrellas como Marilyn Monroe afirmaban que dormían con esta prenda por los supuestos grandes beneficios que aporta: firmeza, robustez y aumento de tamaño eran algunos de los mitos que circulaban sobre esta práctica.

¿Quieres saber cuánto hay de mito y cuánto de realidad acerca de los beneficios de dormir con sujetador? ¡sigue leyendo!

Vayamos al grano: ¿es bueno dormir con sujetador?

No hay evidencias científicas que corroboren la teoría de que se pueden utilizar sujetadores para dormir y evitar arrugas en el escote, aunque sí que previene las estrías durante el embarazo. Entonces, ¿es bueno o malo hacerlo por otros motivos?

Todo depende de tu situación, así que diremos que se desaconseja para las personas con pecho pequeño que no lo necesiten para sujetar, con piel sensible o con problemas de circulación. Por el contrario, las mujeres con mucho pecho, que han sobrevenido una intervención quirúrgica o las embarazadas pueden beneficiarse de utilizar sujetador durante la noche. Son muchas las personas que optan por dormir con sujetador por una cuestión de comodidad y ahí no hay nada que objetar. ¡Tu comodidad es lo primero!

¿Por qué se suele desaconsejar dormir con sujetador?

No se recomienda dormir con esta prenda por varios motivos, especialmente si es de mala calidad porque puede perjudicar la salud de la mujer a largo plazo. Para dormir con sujetador, es fundamental que sea de buena calidad.

Analizaremos las principales consecuencias negativas asumiendo que se trata de un sujetador convencional no apto para usar durante el descanso:

El primero de los inconvenientes está relacionado con la compresión en la zona del torso:

  • La circulación de la sangre en la zona del pecho y la espalda se ve afectada, provocando incomodidad durante la noche. Ten en cuenta que la compresión excesiva puede provocar que des muchas vueltas intentando conciliar el sueño y descansar correctamente, con lo que la calidad de tu sueño se puede ver perjudicada. La manera más eficaz para que un sujetador no apriete (tanto si se trata de un sujetador para dormir como si es un sujetador convencional) es utilizando uno tipo top o añadiendo extensores de sujetador.
  • Además de las dificultades para dormir, esa comprensión del torso puede llegar a oprimir los ganglios y los canales linfáticos que se encuentran en las axilas. Si esta parte del cuerpo se comprime, la sudoración se vuelve más difícil y es más difícil eliminar las toxinas de forma natural. Los sujetadores de día suelen tener una base más estrecha que los nocturnos y aprietan más, agravando este efecto. Por eso es aconsejable utilizar sujetadores nocturnos especiales, y no los que usamos cotidianamente.

Otras razones por las que se desaconseja utilizar sujetadores convencionales para dormir y que no están relacionadas con la compresión del torso son:

  • Dormir con sujetador implica tener una prenda frotándose contra la piel con cada movimiento que hacemos y, si la tela no es la adecuada, pueden aparecer manchas. El frote constante y prolongado puede estimular a los melanocitos, las células encargadas de producir melanina, haciendo que produzcan más pigmento de melanina en esa zona, propiciando la aparición de zonas con hiperpigmentación.
  • Cuando duermes con una prenda ajustada, se crea un entorno de humedad y calor; el caldo de cultivo perfecto para la aparición de hongos y las consiguientes infecciones. Es por este motivo que existe la tecnología bacteriana, de la que muchos sujetadores de día carecen.

Situaciones en las que no es bueno usar un sujetador para dormir

Por estas razones, se desaconseja totalmente utilizar un sujetador para dormir en los siguientes casos:

  • Si tienes problemas de circulación y retención de líquidos.
  • Si tienes la piel sensible y llevarlo te irrita la piel o te inflama.
  • Si tienes poco pecho, no tienes necesidad porque no hay ninguna función que cumplir.

En definitiva, utilizar sujetadores de continuo no es recomendable, aunque sí se recomienda utilizar sujetadores nocturnos en determinadas ocasiones, recordando siempre que necesitamos pasar unas horas sin llevarlo puesto.

¿Cuándo está aconsejado utilizar sujetador nocturno?

Se recomienda en:

  • Senos grandes. Las mujeres con mucho pecho encuentran muy incómodo dormir sin sujetador, por eso optan por utilizar esta prenda, ya que evita que se mueva mucho al dormir. En estos casos, es conveniente utilizar una prenda adecuada, un sujetador que no tenga aros para que no haga daño y que sea de un tejido cómodo como el algodón. Otra opción pueden ser los sujetadores deportivos de baja intensidad, ideados para el yoga o pilates, que también son transpirables y con gran sujeción.
  • Durante el embarazo y los periodos de lactancia. Utilizar un sujetador nocturno durante el embarazo te ayudará a evitar que aparezcan las poco apreciadas estrías y, de paso, sirve para dar soporte a un pecho sensible. Utilizar esta prenda durante el periodo de lactancia permitirá usar discos absorbentes para no manchar ropa y cama. En el catálogo de Leonisa encontrarás un surtido abanico de sujetadores para la maternidad y lactancia con diversos diseños, para que no renuncies a la comodidad en esta etapa de tu vida.
  • Haber pasado por un proceso quirúrgico en la zona. En estos casos, de hecho, está incluso aconsejado por los expertos en salud, ya que así se protegen los tejidos y se minimiza el dolor originado por el movimiento y las posibles infecciones. En Leonisa pensamos en todas las mujeres a lo largo de toda su vida, por eso también disponemos de sujetadores especiales para postoperatorios.

No obstante, recuerda que no es bueno tener el sujetador puesto todo el día, hay que quitarlo al menos unas cuantas horas.

Cómo encontrar el sujetador para dormir adecuado

Si te gusta dormir con sujetador porque cumples alguna de las condiciones anteriores o simplemente porque te sientes cómoda con él, necesitas dar con el adecuado. Entonces, ¿qué requisitos debe cumplir un sujetador nocturno?

  • Lo más importante: que sea de tu talla. En estos casos, su misión es sostener, no apretar.
  • Es preferible que sea de algodón, ya que es un material muy cómodo y transpirable. Por ejemplo, este bralette sin aros es muy ligero y suave, ¡no notarás que lo llevas puesto!

Sujetador para dormir Leonisa

  • No debe tener aros, varillas, costuras ni relleno o efecto push up. Así no apretará y tampoco dejará marca en el cuerpo y evitarás posibles heridas o rozaduras.
  • Si es posible, que tampoco tenga corchetes u otros elementos que te puedan hacer daño. Si resulta misión imposible, a poder ser que estén protegidos y acolchados para que no impacten directamente sobre la piel.

Desde Leonisa queremos ponértelo fácil en la búsqueda del perfecto sujetador para dormir, así que en nuestra web encontrarás un amplio surtido de sujetadores que te ayudarán a concebir el descanso. ¡Entra en nuestra web y elige el tuyo!


Laissez un commentaire

Veuillez noter que les commentaires doivent être approvés avant d'être affichés

Ce site est protégé par reCAPTCHA, et la Politique de confidentialité et les Conditions d'utilisation de Google s'appliquent.